Filbo

50 años de rock en Colombia

Por:
30 / 04 / 2018

El rock colombiano se ha hecho sentir en la FILBo, y fue tema discusión a propósito de La causa nacional: historias del rock en Colombia, nuevo libro de Jacobo Celnik.

El rock llegó a Colombia mediante el cine y la televisión para 1957, cuando el teatro El Cid proyectó la película Al compás del reloj de Milt Gabler, cuya instrumentalización estuvo a cargo del cantante Bill Haley, quien se presentaría en el teatro Jorge Eliécer Gaitán en 1962. Fue así como comenzó la historia de este gran género en el país.

En la Feria internacional del libro de Bogotá (FILBo), Jacobo Celnik, Eduardo Arias y Piyo Jaramillo se dieron cita para hablar sobre su pasión, el rock, además del estreno del nuevo libro de Celnik, La causa nacional: historias del rock en Colombia. La conversación introdujo el tema de las primeras bandas en visitar Colombia, y los panelistas relataron cómo empezó la movida del rock y las maneras como grandes intérpretes lo hicieron. “En 1986 logramos el concierto en la alianza del rock de sur y norte, Soda Stereo vino al país y se unió con los proyectos locales. Recuerdo haber comprado 50 discos y los pensaba vender en el concierto, llegue con 48 y los otros 2 todavía me los deben”, relató Miguel Muñoz, también invitado al evento.

 La industria del rock en Colombia ha vivido cambios a lo largo de su historia y grandes hitos que marcaron a este género en el país fueron: la llegada de la Beatlemania, que inspiraría a diferentes artistas colombianos para agregar matices al estilo de la época; personajes como Gustavo “El Loco” Quintero comenzaron a experimentar con algunos ritmos que pronto terminarían en tropicales; en el país la movida rock se hacía más fuerte, haciendo uso de letras traducidas de bandas como The Beatles, Rolling Stones, The Animals, entre otras que estaban en auge para esa entonces, lo que daría a conocer a los grupos de jóvenes colombianos en su sueño por hacer rock.

Pese a las ganas de seguir haciendo música, el mercado musical tuvo bajas, pues los estudios de grabación eran para música tropical y salsa, que entrarían en furor. La astucia de un colombiano queriendo hacer música hace que adapten un VHS para grabar, con la sorpresa de poderlo hacer a dos pistas, un hito que solo habían logrado The Beatles. Pese a todas las dificultades que se han presentado en el camino de los músicos del país, la falta de confianza, apoyo y el no creer en el talento de nuestra tierra ha estancado nuestra cultura musical y artística que poco a poco es sepultada por las composiciones de otros músicos ajenos a las raíces latinas.

La Feria Internacional del Libro de Bogotá, abre sus puertas a todos los amantes de este género, encuentros donde las emociones, la música y la pasión se apoderan de los pabellones.

 

 

**Este texto fue elaborado por el equipo de comunicaciones de la FILBo 2018, reproducimos este articulo bajo la autorización del autor. Todos los derechos de reproducción y difusión son de la FILBo.