Música

BTS, los nuevos Beatles

Por:
19 / 05 / 2019

La banda de jóvenes sur coreanos BTS se perfilan como los Beatles de esta década ¿y de esta generación?

Puede que a muchos fans de The Beatles la insinuación de que una banda de jóvenes surcoreanos, llamada BTS, sea el remplazo de la legendaria banda inglesa les resulte chocante y traída de los cabellos, pero guardando las proporciones algo es seguro: los jóvenes surcoreanos han aterrizado en Occidente y este es solo el comienzo.

BTS es una banda de chicos perteneciente a la Big Hit Entertainment cuyo debut fue en 2013. Desde ese momento ha ido creciendo rápidamente y hoy en día está conformada por siete miembros: Jin, Jungkook, Jimin, J-Hope, Suga, RM y V. En sus seis años de trayectoria ha publicado un total de tres álbumes de estudio, veinte sencillos y cuatro álbumes recopilatorios en Corea del Sur, mientras para el mercado japonés han publicado tres álbumes de estudio, tres sencillos y un álbum recopilatorio.

Su segundo álbum, Wings, obtuvo el récord del álbum surcoreano mejor posicionado en la lista Billboard 200, al entrar en el número 26, y con su reedición, You Never Walk Alone, BTS se convirtió en la banda surcoreana con más entradas en la lista con cuatro álbumes, de los cuales se registraron ventas por más de 1.5 millones de copias.

BTS a la conquista de Estados Unidos

BTS no es el primer grupo de K-pop que se lanza a la conquista del mercado occidental, especialmente del estadounidense. Pero es tal vez el que más está logrando obtener buenos resultados al posicionar algunos de sus sencillos en los listados de la Billboard, como también obtener la certificación de oro por parte de la Recording Industry Association of America.

Canciones como “MIC-Drop” y su remix con Steve Aoki, “DNA”, o “Fake Love”, han estado en los listados y sonado en emisoras de Estados Unidos, aunque sin duda el éxito de esta banda viene de las plataformas de streaming y los respectivos vídeos de las canciones anteriormente mencionadas cuentan con más de 200 millones de reproducciones. Por esto, no es de extrañar que la banda fuera tenida en cuenta para presentarse en los American Music Awards de 2017, donde deslumbraron a los asistentes e hicieron que su nombre comenzara a sonar en todos los medios de comunicación de Estados Unidos, logrando mantener el interes del público para que en este 2019 fueran invitados a realizar una presentación en los Billboard Music Awards.

BTS parece estar aprovechando el camino que han abierto otros grupos de K-pop como Big Bang o Super Junior; estos últimos tambien le están apostando al mercado latinoamericano, en tanto el reconocimiento de BTS ha generado una mayor penetración del K-pop en el complejo mercado de la música americana.

BTS ¿los nuevos Beatles?

Más que una afirmación, como aparece en el título de este artículo, es un cuestionamiento que me gustaría dejar planteado: así como los Beatles movieron masas de adolescentes y jóvenes en Estados Unidos, BTS está haciendo lo mismo, aunque algunos aducirán que los primeros rompieron los esquemas de la época con el rock mientras BTS es solo un grupo más de pop coreano.

Sí, tal vez BTS es un grupo más, pero lo cierto es que es disruptivo en el sentido que se presenta a una generación de adolescentes y jóvenes que cada vez se sienten menos identificadas con lo que les ofrece la industria de entretenimiento occidental. Este grupo representa, en una escala tal vez menor, lo mismo que representó la agrupación inglesa en la década del 60, pero recuerden, los adolescentes de los 60 y los de esta época tienen algo en común: quieren experimentar y descubrir nuevas cosas y ahí entra el K-pop.

Pero ¿por qué compararlos con los Beattles? Esto podría responderse con algunos paralelismos entre cómo llegó el Cuarteto de Liverpool a tierras estadounidenses y cómo lo está haciendo ahora BTS. Hay que recordar que los ingleses tuvieron que afrontar durante algún tiempo problemas para la venta de su música en Estados Unidos, en algunos casos los LP no se presentaron en la configuración original y fueron compilados de diferentes álbumes presentados como una publicación de sencillos preferidos, lo que contribuyó a que su música se fuera posicionando antes de poder realizar una primera gira.

El elemento que ayudó a los Beatles abrir el mercado norteamericano fue la televisión, gracias a un reportaje sobre la Beatlemanía que dominaba al Reino Unido en 1962. Esto contribuyó a que los norteamericanos aclamaran a la banda y que su disquera, Capitol Records, lanzara a finales de 1963 “I Want to Hold Your Hand” y semanas despues The Beatles viajaran a Nueva York para presentarse en The Ed Sullivan Show, programa que obtuvo una audiencia de millones de personas. Desde ese momento el fenómeno de los Beatles fue imparable.

Podríamos decir que la llegada a Estados Unidos de BTS se da después de que las y los fans dieron a conocer su música a través de las plataformas actuales de distribución musical, porque lo que para los Beatles fue la televisión y la radio, para BTS y el Kpop es YouTube, Itunes y Spotify. Las fans norteamericanas lograron abonar el terreno para que la música de BTS fuera reconocida de manera masiva, porque luego de que los surcoreanos llegaran al mercado americano el fenómeno no ha parado de crecer al igual que con los Beatles hace 50 años.

Y tal vez la noticia que reconfirmaría que estamos frente a un grupo con un enorme potencial en el mercado, es que hace pocas semanas BTS alcanzó un hito que sólo lo había logrado The Beatles: posicionar tres de sus álbumes como número uno en un periodo de tiempo inferior a un año en la lista de los Billboard 200, lo que ha conllevado a que los medios en Estados Unidos comiencen a mirar con otros ojos a la banda surcoreana, tanto así que esta semana en The Late Show con Stephen Colbert hizo una presentación que para muchos era una representación de la mítica que hizo The Beatles en The Ed Sullivan Show.

Puede que para muchos el K-pop no tenga nada de novedoso, más allá de las elaboradas coreografías, los shows monumentales y todo un sistema de mercadotecnia alrededor de las bandas, pero en esto último también es similar a los ingleses, los Beatles fueron músicos extraordinarios pero su boom se debió a esa mercadotecnia que ahora impulsa a grupos como BTS.

Si BTS alcanza el nivel de fans que obtuvieron los Beatles es algo que todavía está por verse, dado que apenas están comenzando a explorar el mercado estadounidense. Pero sus primeros resultados nos muestran que podemos estar al frente de un fenómeno cultural que termine de abrir las puertas para que el K-pop se tome este hemisferio del mundo.

BTS colonizando a Colombia

Ángela Mota, miembro de BTS Colombia, me contó cómo BTS ha crecido en Latinoamérica y particularmente en Colombia, país en el que si bien no se han presentado, sus 30.000 fans (inscritas en el club de fans o fandom de BTS Colombia) no se rinden para lograr traerlos.

Las fans de Colombia trabajan constantemente para lograr que BTS logre tener más presencia en los medios nacionales, y especialmente que su música suene en las emisoras pop del país. En este caso en particular se concentran en la emisora Los 40 Principales para dar a conocer los sencillos de la banda surcoreana como “Boy with luv”.

Esta conversación me permitió descubrir cómo se organizan en nuestro país las y los fans de BTS —quienes mundialmente se denominan ARMY (Adorable Representative M.C. for Youth)—, así como las responsabilidades que tienen para ayudar a su grupo alcanzar los primeros lugares en las listas de reproducción mundiales y la influencia positiva que tiene en la vida de sus fans más jóvenes.

Muchos padres de familia se preocupan porque sus hijos escuchan canciones en un idioma con el cual no estamos familiarizados pero, tal como cuenta Ángela, esta preocupación queda despejada una vez comienzan a contactarse con el fandom y obtienen información sobre el grupo, llegando a verse casos en que los padres y las madres de estos fans terminan convirtiéndose también en fans del grupo.

Las madres son las que comentan los cambios positivos que han tenido sus hijos e hijas una vez comienzan a escuchar el K-Pop. Esto, según Ángela, se puede dar por la responsabilidad que implica ser parte de un fandom, ya que las fans más adultas tratan de guiar a las más jóvenes para que sean respetuosas y disciplinadas.

A mi pregunta sobre cómo pueden los chicos y chicas adquirir un album de BTS en Colombia, cuando uno solo puede estar por encima de los $120.000 pesos, Ángela aseguró que, al ser las chicas y los chicos más disciplinados, sus padres tienden a facilitarles los recursos para adquirir los álbumes como otros elementos de mercadeo del grupo.

Pero también los fans se organizan para vender dulces u otros productos, hacer rifas o trabajos en casa para ahorrar dinero y poder comprar los álbumes, e incluso terminan negociando regalos de Navidad, cumpleaños y otras festividades con el fin de tener algún álbum de la banda surcoreana.

Es por eso que, aun estando tan distantes de Corea del Sur y con unos costos tan altos, el ultimo álbum de BTS en Colombia vendió quince mil copias, lo que me llevó a preguntar si hay un público lo suficientemente grande para traer a éste y otros grupos, a lo que Ángela me respondió que si bien hay un público en crecimiento, lastimosamente los empresarios colombianos no ven el potencial que tiene el K-Pop a nivel comercial en Colombia.

Ella cree sin duda alguna que BTS podrá venir a Colombia en cualquier momento dentro de los próximos dos años, y afirma que el ARMY está haciendo todos los esfuerzos para demostrar la viabilidad de un concierto de este grupo en el país. Pero también hace la anotación de que otros grupos de K-Pop han tratado de llegar a Colombia y sus conciertos se han cancelado a último momento, dejando a los fans con la desilusión de no ver a sus idols.

Para los empresarios, según Ángela, sería más económico volver a traer a Madonna que a BTS, lo que demuestra el nivel de esta banda de K-Pop. Sin embargo, se está hablando con algunas empresas grandes en Colombia para lograr traer a BTS, aunque la negociación avanza lentamente. Por ahora, la banda está entrando a la lista de Los 40 Principales de Colombia y las ARMY colombianas están trabajando constantemente para posicionar mejor a la banda, hasta lograr demostrar a los medios y empresarios que el K-Pop llegó para quedarse y que BTS puede ser ese gatillo que dispare a Colombia como un mercado atractivo para los grupos surcoreanos.

Entre odios y amores

Al preguntarle porqué parece que las y los fans del K-Pop no se apoyan entre sí, Ángela me comentó que tristemente eso sucede mucho en Colombia, porque mientras en otros países de la región hay un trabajo en conjunto entre fans de diferentes grupos para lograr traerlos y llenar plazas, teatros y estadios, aquí no se ha logrado avanzar mucho en esa articulación entre los diferentes grupos de fans de otros artistas.

En este mismo sentido hablamos de la relación de las ARMY colombianas con sus pares en Corea del Sur y Japón. Ángela contó que la relación entre las ARMY de Colombia y de Corea del Sur es muy cordial; cosa que no parece ocurrir con otros grupos de fans del K-Pop en los cuales es fácil encontrar confrontaciones entre fans latinoamericanas y coreanas en comentarios de vídeos de YouTube de alguno de esos grupos.

Ángela también detalló la fuerte organización global de las ARMY para lograr que sus artistas puedan estar siempre en los primeros lugares de reproducción en todas las plataformas de streaming, y su estrategia de posicionarlos como tendencias en redes sociales es un ejercicio de planificación digno de un ejército que sería la envidia para cualquiera. Esa es la mayor responsabilidad de las fans de BTS con el grupo, pero también la forma de demostrarles su cariño y agradecimiento por el sacrificio que ellos hacen para presentarles cada uno de sus trabajos.

BTS, más allá del Idol en inglés

Tal como titula uno de sus sencillos, “Idol”, los jóvenes surcoreanos saben muy bien lo que representan y demuestran tener la capacidad de llenar el mundo con su música y coreografías.

Su último sencillo, “Boy With Luv”, en colaboración con Halsey, es también una muestra de que si bien muchos artistas sacrifican sus lenguas maternas para llegarle a una mayor cantidad de público, BTS sigue sin renunciar al coreano para conquistar a Estados Unidos. Y lo están logrando. Podremos no entenderlos, pero podemos sentir su música y tal vez eso los convierte en los mejores embajadores de las nuevas generaciones de artistas coreanos, que sin dejar su lengua y cultura logran llevarlas a otros continentes y hacerlo de manera exitosa.

Ellos cumplen el sueño de la industria coreana del entretenimiento: trascender la península coreana e instalarse en la cultura global, lo mismo que han hecho las potencias occidentales durante todo el siglo XX, solo que Corea del Sur recurre al poder suave para equilibrar su papel a nivel mundial no sólo como una nación industrializada, sino como un epicentro cultural, de ahí la importancia de los idols, como normalmente se conoce a los artistas coreanos, ya que son la carta de presentación de toda la industria de la moda, el maquillaje, la literatura, el diseño, la gastronomía, el cine y la televisión.

Así que no se sorprendan si en dos años vemos cada vez más artistas surcoreanos presentándose por toda América Latina y Colombia, porque Corea del Sur está haciendo muy bien la tarea de establecer no sólo su poder económico, sino también cultural, algo que también está empezando a hacer China y que Japón lo ha hecho desde los años 70, porque sin duda alguien que lea este artículo tendrá algún referente japonés en la cultura occidental. ¿Mario Bros o Goku?, o si vamos un poco antes ¿Candy Candy o Hedi? ¿Reconocen esos nombres?

Si la respuesta es sí, entonces no debe sorprenderse que esta generación tenga dentro de 30 años como referente de su acervo cultural al K-pop, y ese es el mayor acto del poder de una nación y de un grupo, sea The Beatles en los 60 o BTS en 2019.