Filbo

El derecho también tiene derecho a la emoción

Por:
28 / 04 / 2018

Definiciones en la Jurisprudencia Colombiana – Consejo de Estado desde 1915, se lanzó en la FILBo2018 como un libro único en su género y que resume parte de la investigación de 43 años hecha por su autor, el Doctor Gustavo Cuello Iriarte.

La Jurisprudencia, el estudio de la ciencia del Derecho, en medio del rigor que demanda su ejercicio, está atravesada necesariamente por la condición humana. Normalmente las publicaciones expertas en el tema suelen ser lacónicas y su construcción, muchas veces apegada a los entornos académicos o legales, no deja develar para el lector erudito, ni para el poco docto, todo el intríngulis que demandó su creación.

Por el contrario, la investigación de Gustavo Cuello Iriarte, Doctor en Derecho y Ciencias Jurídicas de la Pontificia Universidad Javeriana, tiene ese tópico particular. La construcción de esta pesquisa de 43 años, para la cual leyó cientos de libros y definiciones en la jurisprudencia de Colombia, estuvo atravesada por una historia familiar muy particular.

Doctor Gustavo Cuello Iriarte durante presentación de su libro en la FILBo 2018.

“En el mes de junio de 1994, con motivo de la publicación de los primeros resultados de mi investigación que sobre la jurisprudencia colombiana iniciara en el año de 1977, el faro de mi vida, mi padre,  Manuel Cuello Urueta, escribió el prólogo que aún conserva vigencia”:

El Derecho, entendido como “una regla de vida social, una ordenación positiva y justa establecida por la autoridad competente en vista del bien público temporal”, es una de las disciplinas que más requieren del humanismo clásico, que no se encuentra en los determinismos ciegos de la materia, porque su entidad pertenece al mundo cultural espiritual, bajo el peculiar comportamiento de una agrupación social.

Cuando el Doctor Cuello se refiere a la vigencia de este prólogo escrito por su padre veinte años atrás, del cual solo detallamos este fragmento, se refiere precisamente al rigor y a los matices en los que se adentra en delicadas definiciones en la jurisprudencia, para lo cual ha consultado durante más de cuatro décadas, cientos de volúmenes y así aportar certeramente a los criterios de los profesionales del Derecho o a los estudiantes de esta ciencia.

Este diccionario es una herramienta única en Colombia. El Doctor Cuello dedicó toda su vida, después de que de niño aprendió el amor por los libros ayudando a su padre Manuel a organizarlos en los estantes y frente a los cuales el señor se sentaba dedicadamente a explicarle, con todo el cariño. Y ahora, cincuenta años después, el doctor Cuello hace un gran aporte a la jurisprudencia colombiana y por tanto a la justicia, ampliando el espectro con esta investigación, para que casos tan delicados como determinar si un testigo es falso o no, puedan estudiarse con mayor detalle y tomar decisiones con mayores bases y criterio.

Pero más allá de la entrega de más de la mitad de su vida a esta investigación y de la erudición con la que ahora cuenta y comparte, este tomo es una evidencia del gran amor que tuvo por su padre y del apoyo permanente que ha tenido de sus hijas Adriana, Angela, Paola y Natalia.

Doctor Gustavo Cuello con su familia, motor para hacer su investigación.