Música

Las Migas: un flamenco experimental y emotivo

Por:
23 / 12 / 2018

El cuarteto español, que le ha dado un nuevo aire al flamenco, conversó con Laterales sobre su trayectoria.

Su música es difícil de etiquetar. Podría decirse que es flamenco, pero luego suena a jazz, tango y bolero. De hecho, algunos medios la han definido como “canción mediterránea”, “música para el alma” o “poesía cantada”.

Lo cierto es que la frescura y diversidad de su propuesta musical las ha hecho merecedoras de reconocimientos dentro y fuera de España, además de un lugar en la nada fácil escena independiente.

Se llaman Las Migas, un cuarteto femenino integrado por Bego Salazar (voz), Marta Robles (guitarra), Alicia Grillo (guitarra) y Roser Loscos (violín), y por el que también pasaron Lisa Bause, Isabelle Laudenbach y Silvia Pérez Cruz. Desde 2004 han despertado en muchos la nostalgia y euforia con sus canciones y grabado tres discos: Reinas del matute (2010), Nosotras somos (2012) y Vente conmigo (2016).

Vente conmigo, su más reciente trabajo musical, les ha dado bastante notoriedad, tras un receso de cuatro años y de reinventarse musicalmente. Producido por Josemi Carmona (hijo del guitarrista Pepe Habichuela y de la bailaora Amparo Niño e integrante de la célebre agrupación Ketama), fue nominado al Grammy Latino 2017 en la categoría Mejor Álbum de Flamenco y ha sido elogiado por incorporarle al género ritmos latinos y electrónicos.

Aunque viven en diferentes ciudades, la distancia no es un impedimento para que Las Migas sigan haciendo música y por eso no han parado de hacer conciertos y de trabajar en un nuevo disco que saldrá muy pronto.

Con Vente conmigo, Las Migas le dieron una vuelta a su carrera de 14 años. Foto tomada de http://www.lasmigas.com

El pasado mes de noviembre estuvieron en Medellín como invitadas al Festival Circulart 2018, donde tuvieron un showcase en el que cautivaron al público local e internacional con su elegante y emotivo sonido. A propósito de su visita, Marta Robles conversó con Laterales Magazine sobre la trayectoria de este cuarteto que le ha dado un nuevo aire al flamenco.

Ustedes viven en diferentes ciudades; ¿cómo logran trabajar y ensayar juntas? ¿No es un tanto extenuante o se han acostumbrado a ello?

Trabajamos incansablemente, a veces por separado, otras veces juntas, o de dos en dos…Barcelona es la ciudad que nos une, y es ahí donde nos vemos para ensayar. Ahora estamos grabando un disco así que es nuestro principal proyecto juntas.

Ya son 14 años haciendo música, ¿qué representa para ustedes todo este tiempo y qué lecciones les ha dejado?

Han sido 14 años preciosos, con muchísimas experiencias inolvidables, también algunas duras, pero todo lo que ha pasado ha sido un aprendizaje enorme, que nos hace seguir evolucionando como artistas y como personas.

Hemos conocido a muchísima gente interesante, hemos tocado en lugares increíbles, y lo mejor es que aún queda muchísimo mundo que recorrer, mucha música por inventar.

Mucho se ha habla de la pureza del flamenco, pero también de los nuevos aires que hay que darle al género, ¿estos debates las tienen sin cuidado?

No, nos gustan mucho estas reflexiones porque sacamos conclusiones que nos van bien también a nosotras, ya que estamos siempre en ese filo entre la tradición y la modernidad.

Hay propuestas increíbles al día de hoy, que nos apasionan y nos inspiran, y nos encanta que causen tanto revuelo.

Vente conmigo, su más reciente disco, conserva una esencia flamenca pero también la lleva más allá. Háblennos de este disco, de la producción con Josemi Carmona y del giro que marcó para ustedes tras cuatro años de silencio

Este disco fue muy importante para la banda, ya que estuvimos mucho tiempo sin grabar. Dimos muchísimas vueltas a nivel discográfico: nada nos cuadraba no nos salía bien, y a nivel producción lo mismo. Al final decidimos tomar las riendas, como siempre habíamos hecho, y escoger nosotras. Y Josemi era nuestra opción 1. Él es todo un referente, y la experiencia fue muy bonita.

Es un disco con muchos toques latinos, y nos llevó a nuevos mundos.

Precisamente hay algo que llama la atención del disco y es la incorporación de ritmos latinos: ¿qué representa Latinoamérica y su música para Las Migas? ¿Sienten que en este lado del mundo se vive el flamenco con igual fuerza que en España?

Latinoamérica es, probablemente, nuestra segunda fuente de inspiración, después del flamenco. Las cuatro bebemos de fuentes cubanas, venezolanas, colombianas, brasileñas…y este disco fue un homenaje a estas tierras que tanto nos apasionan.

Hoy en día tenemos ganas de volver a reconectar con nuestras raíces más flamencas, y de experimentar con nuevos sonidos, pero lo latino siempre estará presente en nosotras.

Fueron nominadas al Grammy Latino 2017 por Vente conmigo como Mejor Álbum de Flamenco ¿qué trajo para Las Migas esta nominación y cómo se la tomaron?

Fue todo un regalo, después del esfuerzo tan enorme que nos supuso el disco, nunca hubiéramos imaginado estar ahí. ¡Y pasó! Yo creo que se nos han empezado a abrir muchas puertas por aquí, desde entonces. Y la experiencia de ir a Las Vegas fue lo más.

Nominaciones como estas catapultan a los artistas y los ponen en los ojos de todo el mundo, incluidas las grandes disqueras. ¿Han recibido ustedes, antes y después del Grammy, ofertas de grandes sellos?

La verdad es que no. Creo que Las Migas a día de hoy somos un proyecto algo alternativo, y no creo que nuestro objetivo sea llegar a grandes masas, y eso se nos nota, en nuestra música, nuestra imagen, así que no atraemos a esos sellos grandes. Tampoco ellos a nosotras.

Si hay algo que también las distingue es su independencia ¿Por qué apostarle a la independencia y cómo han logrado mantenerla, aun con todo lo que implica?

Somos mujeres muy decididas, y muy exigentes con nosotras mismas. Pero también con los que nos rodean. Y cuando nos han prometido el oro y el moro, pero no ha pasado nada…hemos visto que lo mejor es el trabajo diario, el ir poco a poco, y el controlar nosotras nuestro camino. A veces es muy difícil, pero a día de hoy nos sentimos muy afortunadas de ser quien somos, del equipo que nos rodea, y de todo lo que ha pasado hasta hoy.