fbpx
Literatura

Los secretos de creación de los escritores colombianos: sí hay minas con tanto oro.

30 / 10 / 2020

Una reseña del libro 20 escritores colombianos nos cuentan sus secretos de creación, recopilado por el escritor Emilio Alberto Restrepo y publicado por la Editorial Libros para Pensar en 2020.

Este que cito es un lema que he leído en varias partes, referido a diferentes artes (como música, cine o deportes) y con distintos autores. Ya no sé su origen, pero lo que sí sé es que aplica a este libro que acabo de conocer: “Mejor que leer literatura, es hablar de literatura o de escritores”. Y no deja de ser sensato, pues conozco gente que hace coloquios enteros y muy entretenidos sobre Don Quijote y sabe sus historias y profundiza en sus personajes sin haber leído nunca el libro, y ni se diga sobre Ulises, de Joyce, y del famoso mamotreto del Tiempo Perdido, de Proust, por no citar los textos políticos y económicos de Marx o los intrincados ensayos de psicoanálisis del maestro Freud. Estoy seguro que es más divertido hablar de esos libros y sus autores que meterles el diente a sus textos, con una bien ganada fama de ladrillos; sobre todo los últimos, porque al del caballero de la triste figura lo defiendo, ya que lo he leído y me lo he gozado.

Y este libro que reseño habla de literatura y de autores en todas y cada una de sus páginas. Habla de cómo hacerla, de cómo vivirla, de cómo concebirla, de cómo cocinarla y, sobre todo, de cómo gozarla. Y es un testimonio de primera mano de 20 diferentes plumas nacionales, que se han tomado el tiempo y el gusto de pensar la escritura desde lo más simple hasta lo más complejo, para tratar de llegar al meollo del asunto: cómo escribir grandes textos literarios de calidad garantizada. ¿Y lo consigue? ¡Por supuesto que no! ¡Es imposible! Pero en el intento nos regala cientos de frases llenas de inteligencia, docenas de trucos que facilitan el entendimiento, muchos tips probados llenos de sentido común que apuntan al objetivo de todo aprendiz de escritor: hacer textos decentes, originales, dignos de ser leídos y disfrutados por el hipotético lector.

El libro 20 escritores colombianos nos revelan sus secretos de creación me sorprendió por lo bien editado, lo placentero de su lectura, la variedad de los escritores incluidos y la cantidad de conocimiento condensado en cada una de sus páginas. Es el producto de un trabajo largo, dispendioso y documentado, de selección y recopilación de frases, conceptos y enseñanzas de escritores que, además de publicar, han hecho reflexiones públicas sobre el proceso de creación literaria.

Es un texto académico y bien referenciado: es riguroso, respeta las citas y es fiel a lo expresado por los autores. Y, un valor agregado: es ágil, de lectura agradable; recopila lo mejor del ingenio colombiano al momento de crear textos valiosos y lo entrega de manera pedagógica y práctica a todo tipo de público, pues lo veo de gran utilidad para estudiantes de literatura, asistentes a los cuestionados talleres literarios (que en mi humilde concepto, si son bien orientados, tienen un gran valor), personas interesadas en la escritura creativa o lectores sin más pretensiones con ganas de escuchar los conceptos de muchos de sus escritores favoritos.

Puedo expresar que, gracias a la investigación y lectura de su escritor, Emilio Alberto Restrepo, y al cuidadoso y serio trabajo de la Editorial Libros para Pensar, cada página es un gran descubrimiento, porque uno siente que se están nutriendo y abriendo rutas en el tortuoso camino de los conceptos y las ideas. Y esto es algo valioso.

Y la selección es variada, aunque susceptible de ser cuestionada, como ocurre siempre con las antologías. Confieso que hay varios que no conozco, ni a la persona ni a la obra. Pero eso no descalifica el libro, pues no tengo queja de lo expresado en ninguno de los capítulos. Todos tienen algo que contar, que enseñar, es claro que orientan, direccionan y entretienen. Esto último de por sí ya es un valor, pues no hay contradicción entre informar, educar y ser ameno, cosa que este título logra de principio a fin. Y es una invitación a profundizar en la obra de muchos autores locales, invisibilizados por el centralismo que tanto ha golpeado la difusión de la literatura regional, ajena a los cenáculos capitalinos.

Y en cuanto a la calidad, es incuestionable. Todos tienen algo que decir y que enseñar, y lo hacen de manera eficiente y productiva para el aprendiz de escritor, por la forma en que está presentada la información, pues se recurre al decálogo, a los aforismos, a los escolios o a las sentencias, entregando cápsulas formativas muy provechosas, llenas de sustancia y conceptos bien razonados. Está lejos de ser un libro de autoayuda, pero aporta muchos elementos que contribuyen a la formación de los jóvenes escritores. Entrega información valiosa que permite encontrar el estilo propio de cada uno y contribuye a la búsqueda del camino de cada lector o escritor.

Creo que la publicación de este volumen constituye una buena noticia para los interesados en el arte de la escritura: demuestra que hay mucho que aprender, que la literatura tiene una base profunda que vale la pena explorar, que la esencia de los textos se nutre de muchas lecturas, de múltiples experiencias, de una paciente e incansable labor, muchas veces solitaria e ingrata, pero que se recompensa con lo que uno como lector piensa y siente al cerrar el libro; que bien valió la pena, que merece ser degustado una y otra vez, que justifica volver sobre los textos y recomendarlo, y que la literatura colombiana es un filón riquísimo que justifica ser explorado.

Recomiendo de manera entusiasta este libro, atípico dentro de la propuesta editorial del país. Cumple con creces lo que promete, se constituye en un rica y edificante experiencia de lectura y les da su justo puesto a los autores que no sólo se preocupan por escribir libros, sino por pensar en el proceso de creación y compartirlo con generosidad entre las nuevas generaciones que quieren seguir sus pasos.

Muchas veces, en su repaso, evoqué las entrevistas a escritores publicadas en The Paris Review Interviews, que tuvieron gran difusión en los años 60 y 70 del siglo XX y aparecen también recopiladas en libros que recogen diferentes autores. De ese tamaño es su calidad.

***

Calificación: 4.5 sobre 5

Muy recomendado.

Público objetivo: general, con énfasis en los interesados en escritura creativa: aprendices de escritores, periodistas y lectores que gusten de manuales de creación literaria, ensayo literario y entrevistas a escritores.

Opino que hay que recomendarlo como material de lectura y análisis en talleres literarios y para estudiantes de Literatura, Periodismo, Comunicación Social y disciplinas afines.

Incluye capítulos de consejos de Gabriel García Márquez, Juan Gabriel Vásquez, Héctor Abad Faciolince, Jorge Franco, Roberto Burgos Cantor, Memo Ánjel, David Betancourt, Manuel Mejía Vallejo, Mario Escobar Velásquez, entre un total de 20 escritores, algunos menos conocidos que otros.

Al parecer es el primero de una serie de libros, que pretende abarcar un buen número de autores nacionales y posteriormente internacionales. Le hacen mucho bien a la literatura colombiana.

 

***

José Fernando Porras es un periodista y escritor. Dirige el noticiero Todelar de Colombia.

*Para adquirir el libro, pueden hacerse pedidos a través de la editorial Libros Para Pensar (email: edicion@librosparapensar.com / celular: 321-479-34-51), o a través del autor, Emilio Alberto Restrepo (email: emiliorestrepo@gmail.com / celular: 300-779-66-07 / 311-308-59-77)