Filbo

Los libros también se cantan, se ríen y se actúan

Por:
2 / 05 / 2018

En la FILBo los niños se acercan a la lectura a través de nuevos medios que despiertan su imaginación.

La lectura no está ligada exclusivamente a la palabra escrita. Los vídeos, las imágenes, las obras de arte, de teatro e incluso las emociones, la naturaleza y las personas… En fin, todo nuestro entorno nos cuenta una historia, nos informa y enseña.

La búsqueda en la imaginación de los niños nunca para, ellos nos enseñan que la literatura no tiene fin cuando de mundos fantásticos se les habla y la creatividad sale a flor de piel cuando de interpretar un texto se trata.

En la FILBo2018 los niños manifiestan su interés por la literatura, sin embargo dejan saber que las diferentes formas de leer son fundamentales para que nazca en ellos el espíritu de la lectura y de alfabetización, como cuentos, audio-libros, ilustraciones e incluso haciéndolos participes de un espectáculo de lectura mediante el desarrollo de técnicas innovadoras, las cuales consisten en generar sonidos en vivo con cada uno de los cuentos.

La actividad, que se realiza en el estand del Ministerio de Educación (pabellón 6, segundo piso) consiste en que los niños presentes acompañen el cuento y a través de maracas, telas, papeles, gritos y cantos reproducir los sonidos que el relato requiera. “Siempre me ha llamado la atención el hecho de que los niños sean tan receptivos a la hora de estar en este tipo de actividades”, manifestó Jorge Luis Fernández, cantante y guitarrista que dirigió el show.

En la FILBo2018 no sólo se sienten las ideas a través de textos, también a través de las risas y los cantos que los niños generan a partir de una actividad como esta. Con los niños se evidencia un claro ejemplo de que existen “diferentes formas de leer” para las cuales ellos están abiertos.

“Los seres humanos, incluso los mayores de edad, nos la pasamos leyendo más que textos, por ejemplo, leemos las nubes para saber qué ropa nos vamos a poner, estamos leyendo el estado de ánimo de los compañeros, incluso me leo a mí mismo, todo el tiempo estamos leyendo”, indicó Fernández.

Cada persona tiene la opción de leer lo que más le gusta, el género, el tamaño, el autor, etcétera. Somos libres de elegir la forma en la que leemos, pero también estamos abiertos a escribir y crear contenidos. Incluso, como dijo Nicolás Alexander, uno de los asistentes a este evento, “con los sentidos creamos nuestros propios libros, y le damos significado al mundo”.

 

*Foto de portada: Jorge Luis Fernández, acompañado de los niños asistentes. 

**Este texto fue elaborado por el equipo de comunicaciones de la FILBo 2018, reproducimos este articulo bajo la autorización del autor. Todos los derechos de reproducción y difusión son de la FILBo.