Filbo

A matar la censura con caricatura

Por:
1 / 05 / 2018

El humor se ha convertido en un arma poderosa para burlarse de las situaciones más pintorescas de la política colombiana. Para Vladdo y Matador, la caricatura es un instrumento de lucha contra la censura

Julio César González, ‘Matador’, ha sido un hombre de arduas luchas políticas. El cáncer que padecía su padre intensificó su sufrimiento, y el dolor de no poder acceder a la eutanasia por problemas legales, los envolvió en una fuerte lucha judicial. Además, como acto político, Matador decidió caricaturizar a su padre para criticar fuertemente al sistema de salud colombiano. El impacto que tuvieron estas piezas gráficas en la sociedad fue tal que, finalmente, lograron que Ovidio González, padre del caricaturista, pudiera morir con dignidad.

Entre particulares personajes, Matador recrea un mundo gráfico en el que los políticos son el blanco de sus críticas. ‘Pastrami’, por ejemplo, es un personaje en alusión al ex presidente Andrés Pastrana, caricaturizado como un perro. “Dibujo animales porque el Congreso está lleno de eso, por ejemplo Pastrami obviamente es el perro, Ordóñez ha mutado en una morsa, eso es una asociación de ideas y a la gente le gusta que uno lo haga con humor”, asegura Matador.

Así mismo, para Vladimir Flórez, ‘Vladdo’, el humor ha funcionado como protesta. En 2017 marchó junto al periodista Daniel Samper Ospina en la marcha contra la corrupción, la irónica movilización del Centro Democrático en la que incluso participó el ex narcotraficante Popeye. Vladdo y Samper asistieron allí para protestar contra casos como Agro Ingreso Seguro, los Falsos Positivos y Odebrecht, pero fueron abucheados y expulsados por los simpatizantes del uribismo. “Nosotros entendimos que era una marcha contra la corrupción, entonces fuimos a marchar. Allí nos enteramos que lo que ellos querían era corrupción sí pero no así, como la paz, sí pero no así”.

La censura es el enemigo más fuerte de los caricaturistas, para Vladdo y Matador no ha sido nada fácil enfrentarla. “He sentido en mi ejercicio como caricaturista que desde hace dos años el Centro Democrático y el uribismo ha venido intentando callar mis caricaturas”,  asegura Matador.

Hoy, bajo su camisa, Matador lleva un chaleco antibalas que lo protege de posibles ataques que pueda recibir por quienes en días pasados lo amenazaron de muerte a través de las redes sociales. Los insultos, las amenazas e intimidaciones que recibió el caricaturista por seguidores del uribismo, luego de dibujar al candidato presidencial Iván Duque como un cerdito con ‘crocs’, lo llevaron en últimas a solicitar medidas de protección y a cerrar todas sus redes sociales. “El tono de los comentarios fue tan cruel que incluso llegaron a utilizar ‘memes’ del lecho de muerte de mi papá con la cara de un cerdo”.

La caricatura se ha convertido en una de las formas más efectivas para sacudir a la opinión pública, casos como el de estos caricaturistas colombianos lo confirman. En la Feria Internacional del Libro de Bogotá las figuras más importantes se han dado cita para demostrar que la caricatura desnuda aquellas historias de la cotidianidad que pasan desapercibidas.

 

*Fotografía de portada: Conversatorio de Matador y Vladdo.

**Este texto fue elaborado por el equipo de comunicaciones de la FILBo 2018, reproducimos este articulo bajo la autorización del autor. Todos los derechos de reproducción y difusión son de la FILBo.