fbpx
Música

Lahum Kan: música y concepto

Por:
17 / 12 / 2019

La agrupación Lahum Kan habló con Laterales Magazine sobre su actual proceso de creación. Hicimos un ejercicio de inmersión para entender tanto su música como su concepto.

La música está conformada por física y, en la mayoría de los casos, por poesía. Teniendo esto en cuenta, sin embargo, cuando me hablan de música Maya y me dicen que la matemática tiene gran prioridad en la creación armónica de un grupo de artistas como Lahum Kan, en mi cabeza no hay claridad de cómo quedaría sonando esa mezcla. Por eso decidí explorar esta banda que, como ellos lo dicen, más que una propuesta musical es un concepto.

Cuando alguien menciona algo sobre música fundamentada en las matemáticas mi mente se remite inmediatamente a géneros como el Mat Rock, el Jazz y el Progresivo, o a ejemplos como el de Tool, que para algunos se ha convertido en una banda de culto: sus canciones se componen a partir de secuencias, espirales y la mística, utilizando distintos artilugios como la secuencia Phi o la serie de Fibonacci para algunas canciones, entre otras formas poco convencionales de creación. Tool acaba de lanzar Fear Inoculum  tras trece años de no presentar un disco, lo que tenía en total expectativa a sus millones de seguidores en todo el mundo.

Justamente son trece las canciones propuestas por Lahum Kan para S.O.S UNIVERS.O.S (proyecto de creación con que recientemente ganó un estímulo del Presupuesto Participativo de la Comuna Cinco de Medellín). Aunque el sonido de una banda no tiene que ver con la otra de referencia, la explicación de ciertas estructuras en su búsqueda creativa sugiere una afinidad exploratoria.

Lahum Kan, que significa Semilla Planetaria Amarilla en legua Maya, trata de romper los esquemas de cómo se perciben el mundo y las enseñanzas de esa cultura. Este grupo nacido en las entrañas del barrio Tricentenario, al Noroccidente de Medellín, participa activamente del escenario musical desde 2007; cuenta con un álbum de estudio (Despertares), dos videoclips y una gira internacional a México en 2015, también realizada con un estímulo artístico de la Alcaldía de Medellín. En la alineación actual se encuentran Edwin Cortés, Chewin (batería); Julián Laverde (guitarra líder), Alex López, Negoro (bajo); Elkin Arango (voz principal y guitarra rítmica) y Andrés Montoya, El Conde (piano).

Banda Lahum Kan de Medellín

Al investigar sobre las teorías Mayas me encuentro que, con la fecha de nacimiento, se pueden determinar símbolos y características que quedan consignadas en la firma galáctica. Así entonces, los integrantes de Lahum Kan serían Edwin Mono-Azul; Negoro Dragón-Rojo; Conde Serpiente-Rojo; Julián Caminante del cielo–Rojo; Elkin Semilla Planetaria-Amarillo y María Ligia (manager) Espejo-Blanco.

Laterales Magazine decidió también averiguar sobre sus particularidades de acuerdo al calendario Maya y arrojó estos resultados: según la fecha de nacimiento del medio (12/06/2017) el nombre o firma galáctica es: Sol Resonante Amarillo.

TONO DEL KIN: 20

Sol galáctico Amarillo Maya

Tono  7  Resonante
Palabra Clave: La armonización
Poder Creativo: Canalizo
Acción Tonal: Inspirando
Armonización del Servicio
2ª Dimensión – Emociones – Nota musical FA#

La afirmación Kin 20 de Laterales Magazine dice: “Yo canalizo con el fin de iluminar inspirando la vida, sello la matriz del fuego universal con el tono resonante de la armonización. Estoy guiado por el poder de la libre voluntad. Soy un portal de activación galáctica, entra en mí”.

Volviendo al grupo, ir a un ensayo de Lahum Kan es darse cuenta de los rituales previos para tocar, a manera de llamado místico para que el ensayo fluya, son sus convicciones de integración con las energías del universo. Para entender la propuesta de esta agrupación hablé con Elkin Arango, su vocalista, quien me contó las formas de creación de Lahum Kan y detalles de su concepto.

¿Dónde nace la esencia musical de la Lahum Kan?

La esencia de Lahum Kan está cósmicamente ahí dispuesta, como una semilla. Algunos seres podemos acercarnos a esa semilla y tomarla de una manera o de otra. Lo importante es hacerlo de una manera consciente, se trata de expresar algo que el Cosmos está diciendo y que es necesario que se exprese.

¿Por qué la influencia Maya para la elaboración artística?

De niño vivía en Dabeiba y a los cinco años veía a los indígenas tan relegados… yo soñaba con ser un cacique Katío y liberarlos (risas); siento que desde ahí he tenido una conexión con los pueblos autóctonos ancestrales nuestros.  A fines de los 80 ya había una inclinación musical y en diciembre de 2001 me encuentro directamente con lo Maya en una conferencia que dictó el doctor en filosofía José Arguelles, o Valúm Votán, que en Maya significa el Noveno Mensajero. Hubo cosas que realmente me movieron y desde allí empieza mi investigación con esta cultura.

¿Cómo es el proceso creativo con cada canción de la banda?

Yo siempre he hecho la creación base; [aunque] todo es mejorable, la base también desde la propuesta que rompe los círculos armónicos y se vuelven espirales, esto da la posibilidad de que el resto del grupo como seres creadores aporten a esa espiral, sean adornos musicales a la base propuesta o espirales dentro de la primera espiral, todo es posible. En Lahum Kan prima más el concepto en sí que la banda de rock, lo que interesa principalmente son los seres creadores.

¿Qué influencias musicales tienen como banda?

Influencia general todavía no hemos llegado a ese punto de definir. Hay algunas individuales y en algunas coincidimos, pero como banda y al ser creadores no buscamos influencias: cuando aquí hay una influencia que está rompiendo con cosas. Estamos influenciados de manera individual por maestros a nivel de composición, de melodía o de armonía, pero Lahum Kan, al ser creadores como base más que músicos, no debería hacer eso.

Cuéntanos acerca de la conexión con el público y la recepción de la propuesta

Nosotros damos un mensaje: buscamos conectarnos tanto con la razón como desde la intuición y desde el sentir, que el púbico vea que nuestras letras tienen un mensaje que es actual, comprometido y que busca realmente aportar algo, esa es la conexión que buscamos desde el escenario con el público. Sentimos esa respuesta desde los aplausos, vemos como la conexión se está dando, a pesar de que no somos una propuesta comercial hemos sentido que la gente que la ha comprendido ha sido muy receptiva, claro que obviamente no es masiva, pero es a eso a lo que le seguimos luchando, a que cada vez más personas lleguen a conocer la propuesta.

Cuando hicieron la gira a México ¿cómo fue el encuentro con el público y la propuesta de Lahum Kan?

En las ciudades que estuvimos en México hubo músicos [de bandas] con gran recorrido, que nos decían que qué era esa propuesta tan chida, que cómo se llamaba el género musical, que no lo conocían. Por otro lado, en el Instituto de Radio y Televisión de Morelos, nos decían que era increíble que tuviera que ir un extranjero a recordarles lo que eran sus orígenes, teniendo a las pirámides ahí y desconocían todo eso. Para uno es una alegría esas palabras, pero por otro lado es triste ver la capacidad de olvido en la que nos meten los sistemas opresores, que para mí son todos esos que borran nuestras raíces y nuestro conocimiento ancestral.

¿Cómo entender el concepto de Lahum Kan y lo que propone?

Lahum Kan tiene al menos tres niveles de acercamiento desde la letra, son canciones que se vuelven atemporales porque las vas a escuchar distinto a lo que has ido viviendo, vas a entenderlo distinto, somos muy cuidadosos y proponemos al menos esos niveles: un nivel inicial de gusto musical, después tienes la posibilidad de entender distinto su letra y puede que después entiendas distinto el concepto, de acuerdo a lo que has vivido individualmente y por eso lo consideramos como una obra de arte.

Nuestras letras no están utilizando términos Mayas, son letras cotidianas porque queremos que el mensaje se entienda. La intención con nuestra obra artística es abrir puertas para que el ser humano se recree, para que el ser humano entienda que la altura de él no se lee de los pies a la cabeza, sino de la cabeza al infinito.

En el proyecto que acaban de ganar se habla de la construcción de trece temas musicales. Cuéntanos acerca del concepto de creación y si ese número de canciones tiene algún significado

Nuestro primer álbum se llamó Despertares como [un] llamado a despertar a lo ancestral. Ahora, en esta creación, S.O.S UNIVER S.O.S., proponemos trece creaciones que son los tonos galácticos y están representados en nuestras articulaciones mayores: tobillos, rodillas cadera, codos, hombros, muñecas y el cuello junto con la columna. (…) Nuestro próximo trabajo serían 20 temas por los sellos solares (códigos de activación genéticos), entendí que hay un paso más y que no son sólo trece, sino 20.

El pasado 9 de noviembre Lahum Kan presentó en vivo su concierto de socialización de Presupuesto Participativo, del proceso de estímulos del programa de PL y PP Cultura 2019. En la entrevista que tuve con ellos, me confirmaron que el próximo año seguirán trabajando disciplinadamente en su propuesta de creación artística.