Moda

Nina García, de juez a editora en jefe de Elle

Por:
13 / 09 / 2017

Nina García, la nueva editora en jefe que guiará el futuro de la revista Elle desde la multiculturalidad y las redes sociales.

Nina García será la próxima editora en jefe de la revista Elle, anunció el grupo editorial Hearst el martes por la mañana.

Hasta ahora Nina García se había desempeñado como directora creativa de la revista Marie Claire. García, además de nombre, tiene un estilo que fue conocido por millones de personas en su calidad de juez durante algunas temporadas del reality show “Project Runway” y es autora de cuatro libros sobre moda: The Little Black Book of Style, The One Hundred: A Guide to the Pieces Every Stylish Woman Must Own, The Style Strategy y Nina Garcia’s Look Book, What to Wear on Every Occasion.

La editora de revistas de moda nació en la ciudad de Barranquilla (Colombia) en 1968 cursó sus estudios profesionales en Estados Unidos y Francia. Es egresada de la Universidad de Boston en Artes Liberales y también del Instituto Tecnológico de la Moda de Nueva York.

García es una de las mujeres colombianas más influyentes dentro de la industria de la moda a nivel mundial; si bien su fama se vio en aumento por su participación en Project Runway durante 7 temporadas, ha estado vinculada a la moda desde sus primeros trabajos como relacionista pública de Perry Ellis para el diseñador de aquella época, Marc Jacobs.

Se había desempeñado desde el año 2000 en el cargo de directora de moda en la revista Elle hasta 2008, cuando pasó a convertirse en la directora de moda de la revista Marie Claire.

Multiculturalidad y Nina García

Si bien ha vivido gran parte de su vida fuera de Colombia, Nina García es consciente de la multiculturalidad de nuestro país, por lo que es fácil comprender que ello comenzara a verse y leerse en las páginas de la revista Elle, que desde ahora queda bajo su tutela. Así mismo, se espera continúe con la tradición de celebrar la diversidad y las voces emergentes, así como que busque un trabajo en constante colaboración con las ediciones internacionales de la revista para promover talentos a nivel mundial.

Esta faceta de multiculturalidad también le ha permitido a Nina García estar a la vanguardia de los editores de moda, abrazando una vida fuera del mundo “mágico y utópico” de los desfiles de moda privados y las visitas al showroom de las generaciones de editores que la precedieron.

Sin duda se presenta desde un nuevo estilo, el de una mujer que comprende el poder de las redes sociales, donde la siguen 4.5 millones de personas, así como los millones que la han visto en la televisión o comprado sus libros, que están entre los más vendidos según el New York Times.

Al ser una mujer conocedora y constante usuaria de las redes sociales es muy posible que empecemos a ver una mayor potencialización de la revista Elle a través de sus redes y sitio web, algo con lo que muchos grandes medios de la industria de la moda están en mora debido a que pecan de poca innovación en sus portales.

De Jurado a Editora

Su paso por el reallity show Project Runway, que busca mostrar nuevos talentos dentro de la industria del diseño de moda, le sirvió para tener un pulso constante entre los nuevos creadores y lo que el mercado quiere. Nina García tiene los elementos para saber qué funciona y qué no, pero también puede desarrollar un rol importante dentro del sistema de moda global, más en un momento donde las nuevas ideas parecen venir de otros lugares que no son Nueva York, Londres o París.

La nueva editora en jefe de Elle fue nombrada por Joanna Coles, directora de contenido de Hearst Magazine, y David Carey, presidente de Hearst Magazine. Ambos, con la seguridad de que esta decisión traerá una corriente de aire fresco, también pretenden que Elle siga siendo una de las publicaciones más importantes e influenciadoras de la moda a nivel global.

Durante el anuncio el señor Carey mencionó que “Elle, tanto su marca como sus estrategias de contenido, pueden ser transversales entre plataformas con una mayor facilidad que la mayoría de las franquicias de medios actuales”. En esa dirección no es de extrañar que Nina García encajara a la perfección, ya que como ella misma mencionó en 2010 para el New York Times, el ser editor de modas es un oficio que ha cambiado: las dinámicas mismas de la moda han venido cambiando, ya no son los editores los que imponen qué va, es la televisión, el internet y el star system. Ahora los editores de moda son sólo guías que deben buscar el cómo llevar esas nuevas ideas a buen puerto mientras se mantiene a la industria en movimiento.

Esperamos que Nina García tenga grandes éxitos en este nuevo rol como los ha tenido en sus anteriores cargos, y estaremos a la expectativa de qué trae para la revista Elle, cuyo primer número guiado por su batuta saldrá probablemente en febrero o marzo de 2018.