Música

Una cita con el diablo 3.0

Por:
14 / 06 / 2017

Todo está listo para el Festival del Diablo III, que se realizará en Bogotá el 25 de noviembre de 2017.

Como en cualquier cita uno siempre está nervioso, y de una u otra forma, la ansiedad es la premisa cuando se está cerquita de este “ser” hecho festival. Y es que en Colombia se hace necesario este tipo de citas, más cuando el dogma y el arcaísmo de la anquilosada sociedad latinoamericana permean con aires de “músicas distintas” al panorama artístico, atiborrándolo de santísimas ligerezas. Pero nada hará que mi cita con él, el Festival del Diablo III, sea un fracaso. Todo está listo, las bandas nacionales e internacionales están a la orden del día y la primera etapa del festival fue “Sold Out” en unas cuantas semanas.

Recuerdo incluso mi primera cita. Fue en Bogotá un 6 de diciembre de 2014, y en su presentación principal, en el Teatro Metropol, se hallaban Carcass y Brujería, ambos con álbum nuevo encima; una bomba, toda una aplanadora del death metal clásico.  Pero todas las bandas colombianas y extranjeras fueron y siguen siendo destacables: Inquisition y Reencarnación, que justo en su momento más fabuloso regresó de forma contundente a la escena.

Largas colas a la entrada, caras expresivas y de gozo se dibujaban en cada una de las personas que con esfuerzo se hicieron a su ticket, ese que nos llevaría a una nueva forma de asumir el metal y los conciertos de la “escena” de la música rock y metal en Colombia, pues haciendo uso solo de la justicia demoníaca y la lógica económica, dejándose la piel en cada aspecto de la organización, supieron darle cara a los “posers” y los chiflamicas de turno que solo hacen la parodia de la bulla fácil en las redes sociales;  aun así se destacan voces de cronistas estigios y serios que hemos leído con juicio y crítica constructiva.

De ese día guardo mil y un anécdotas que se dieron al calor de las fotografías y de las conversaciones fugaces con músicos y organizadores. Fui afortunado de trabajar para el Festival y ser parte de la familia del Diablo, del viejo Satán que nos tenía esperando desde el 28 de noviembre 2015, fecha de la última pero también remarcable segunda edición de este Festival celebrado en Hollywood, La Calera, donde Conrad “Cronos” Thomas Lant, de la legendaria banda Venom, nos clavó la mirada para nunca más sacarla de nuestras mentes. Un poderoso Possessed hizo que toda la energía de la noche se unificara, Testament también dejó su impronta y entre las bandas nacionales, como Perpetual Warfare y El Sagrado, se llevó a cabo el ritual hasta el final.

Un año sin su presencia satánica fue suficiente para enardecer corazones y engordar bolsillos para la cita de este 2017, pues la oferta satanera es amplia tal cual ha venido siendo desde su última aparición en sociedad. Larita’s Hell’s Kitchen de nuevo será quien nos haga ir del purgatorio al infierno de los sabores con una cocina única para  paganos y hambrientos, además de otros eventos que se alternarán con el entorno como la venta de mercadería de la bandas. No olvidar por favor La Cantina del Infierno para que se nos suban los calores del azufre, así distorsionemos disonancias.

En síntesis, este Festival del Diablo III será una reunión para los seguidores del metal en todas sus formas. Para quienes aún no lo saben, la banda que abrirá el apetito voraz de los metaleros antes del 25 de noviembre será Apocalyptica, que se presentará el 19 de noviembre En el Teatro Royal Center.  Así que no hay escondedero para este aquelarre, no hay santo que nos proteja, porque este noviembre de 2017 el apocalipsis en ciernes acecha, Exodus no tendrá piedad al Igual que Terrorizer, todos posesos, todos y cada uno al unísono: horns up, motherfuckers! Larga vida al Festival del Diablo.