fbpx
Música

Todo un tsunami, así fue Altavoz Fest 2019

Por:
6 / 12 / 2019

Un recuento de lo vivido en Altavoz Fest 2019, realizado del 9 al 11 de noviembre.

Nach gritó ¡Tsunami! Y los miles de asistentes a la versión 16 de Altavoz Fest gritaron lo más fuerte que pudieron. El rapero español, con más de 20 años de carrera, protagonizó una de las presentaciones más memorables de esta edición del Altavoz. Bandas como Ilegales, Carcass, Inner Circle y Suicidal Tendencies, headliners del Festival, también figuraron con sus shows e hicieron vibrar a los más de 83.000 asistentes durante los tres días.

Si bien el festival gira entorno a la música, este año la propuesta de sostenibilidad ambiental y el uso de vasos biodegradables en los puestos de comida es un punto a resaltar. También la extensión del horario del Metro de Medellín para que los asistentes pudieran disfrutar del festival por completo.

Además del reto ecológico, este año hubo una importante propuesta de género e igualdad dirigido por Sonora, un ensamble de mujeres músicas de Medellín, que durante su presentación el tercer día de Altavoz en el escenario alterno, resaltaron la importancia de reducir la brecha de género en los festivales musicales que se complementó con una invitación a reflexionar sobre la posición y el papel de las mujeres en la sociedad.

Otro de los momentos musicales memorables del Altavoz fue durante el Pink Floyd sinfónico a cargo de la Orquesta Filarmónica de Medellín que le imprimió un sello diferente al festival, en el que los géneros principales son el metal, punk, reggae, hardcore, rock y hip hop.

Surge una duda y es cuál será el rumbo que tomará el festival de ahora en adelante, teniendo en cuenta que muchas de las bandas headliners internacionales no son tan cotizadas en este momento. Este detalle es importante para la formación del público que asiste al festival porque a la vez que puede ver a una banda “taquillera”, puede conocer otros proyectos musicales. Tampoco hubo una gran apuesta por arriesgarse con un artista que tuviera un proyecto fuera de lo convencional. Fue un festival con buenas presentaciones, pero que se mantuvo en su zona de confort en cuanto a lo musical.