fbpx
Música

Zafarrancho: un viaje continuo de repentismo y alegría

Por:
27 / 06 / 2019

El grupo musical Zafarrancho habló con Laterales Magazine acerca de su trayectoria, anécdotas y giras.

Ya me estoy acostumbrando a que me pasen cosas absurdas y sin explicación alguna, cosas como mágicas”, publicaba hace unos días en sus redes sociales David Gómez, abogado además de trovador y vocalista de la agrupación Zafarrancho.

Esta agrupación hará parte del mercado cultural de las artes performativas MAPAS en su tercera edición, que tendrá lugar en las Islas Canarias, España, entre el 10 y el 14 de julio. Fue seleccionada entre más de 800 grupos de todo el mundo y representará a Colombia junto a otros siete seleccionados.

Zafarrancho —conformado actualmente por David Gómez, Yaderis Cortés, Johan Tapias, Jhonathan Tapias, David López, Nelsinho Velásquez y Juan Pablo García— nació en 2011 y le ha apostado a un sonido de fusión o, como ellos lo llaman, Parranda Muffin. Han crecido musicalmente influenciados por la música parrandera y tropical de la Feria de las Flores, por la cumbia y hasta por el rock. Esa mezcla ha dado un sello muy personal que les ha merecido todo tipo de reconocimientos, como el primer lugar en la convocatoria Más de Vos —realizada en 2015 por la Secretaría de la Juventud, la Universidad EAFIT y la Alcaldía de Medellín— por la canción “El Paisaporte”; y Nota de Estilo 2017 —mérito entregado por el Concejo de Medellín a figuras desatacadas de la región— por su trayectoria artística y ser embajadores culturales de Antioquia en el mundo.

Grupo Zafarrancho. Cortesía Zafarrancho

Grupo Zafarrancho. Cortesía Zafarrancho

Actualmente la agrupación se mueve en distintos ambientes sonoros, sus inicios estuvieron marcados por la esencia parrandera y trovadora, y aunque ahora está en la onda tropical-salsera no ha perdido su sabor montañero en sus presentaciones en vivo, donde muestran la raíz y esencia de lo que son. Zafarrancho es una explosión de colores que puede verse en videos como “Sentimiento CO”, “El Paisaporte”, “La Cumbia del Estudiante” o “Este ritmo es para”, lanzado hace pocos días.

A Zafarrancho lo conocí en 2013 durante el Bazar de la Música, certamen organizado por el medio independiente Haga La U para compartir experiencias y conocer diferentes propuestas artísticas de la ciudad.  Esa tarde el grupo sonaba muy distinto a las bandas de rock, electrónica, reggae y rap que normalmente se presentan en dicho espacio. “¿Quién es usted?”, preguntaba el grupo mientras tocaba “La Cumbia del Estudiante” y acto seguido ellos mismos respondían, con la rumba que habían montado en el escenario, “¡Soy estudiante!”. Un coro pegajoso que de inmediato me trasladó a las marchas estudiantiles ocurridas aquel año en oposición a la reforma a la Ley 30 de 1992, que regularía de forma negativa la educación superior en Colombia.

Su estilo les ha permitido tocar en vivo en importantes eventos de ciudad y región, y también salir del país para llevar a distintos festivales los sonidos de Medellín. Asistieron como banda invitada al concierto de verano en Nueva York junto a Silvestre Dangond y Alex Sensation, e hicieron 57 conciertos en Estados Unidos y Europa como parte del Tour Zafarrancho se va del Rancho 2017. El pasado 2018 realizaron otra gira internacional que incluyó a Estados Unidos, Italia y España, y este año, desde mediados de junio, se encuentra de gira por Estados Unidos, España, Italia y Suiza, culminando en las Islas Canarias en el mercado MAPAS.

Poco después del lanzamiento de su reciente vídeo y antes de su cuarta gira internacional, Laterales Magazine tuvo una entrevista con David Gómez, vocalista de Zafarrancho, junto al maestro Julio Ernesto Estrada, mejor conocido como “Fruko”, y que ha acompañado al grupo en el reciente lanzamiento de “Este ritmo es para”.

Fruko (izq) junto a Davíd Gómez (der), vocalista de Zafarrancho.

Fruko (izq) junto a Davíd Gómez (der), vocalista de Zafarrancho.

En sus inicios la agrupación era mucho más parrandera y no tan salsera. ¿Esa construcción sonora fue premeditada o la  música los llevó allá?

David Gómez: Los dos vocalistas de la agrupación somos trovadores desde niños, improvisadores, y la música parrandera es como prima hermana de la trova, los trovadores son los mismos que componen las parranderas. Incluso, si analizas la composición, son como en cuartetos de trova, eso es la misma cosa; entonces por eso nosotros arrancamos con la parranda. Sin embargo, nos dimos cuenta de que había gente de otras regiones del país que nos estaba escribiendo y la parranda de nosotros era muy de nuestra región antioqueña, [entonces] nosotros nos dijimos: ‘muy bacano, esto está chévere, pero estamos encerrándonos un poco en nuestra propia región y hay gente que nos quiere escuchar en otros lados, hay jóvenes que se están sollando lo tropical’, y pensamos abrirnos más.

Sí, fue pensado, y dijimos: ‘no nos quedemos haciendo parrandera, hagamos algo más tropical y más bailable, que sea joven, que tenga al urbano, algo alternativo, pero que sí se abra más y se vuelva más internacional el sonido’.

En un comienzo, cuando se creó el grupo, ¿ya tenían una ruta a seguir para avanzar y girar profesionalmente?

David Gómez: No. Yo estudié Derecho pero nunca ejercí, nosotros pasábamos muy bueno haciendo música, un zafarrancho, pero nunca fue pensado. Empezaron a ocurrirnos cosas que nadie había visualizado, por ejemplo, el éxito comercial: en todos los pueblos empezaron a pedirnos presentaciones cuando estaba muy nuevo el grupo, hicimos más de 80 [en] pueblos, eso empezó a dar plata y esa plata a invertirse en otras cosas, o sea, empezó a caminar solo el proyecto, pero no fue pensado así en un inicio.

Nosotros queríamos parchar, como tantas bandas que hay, mostrar el producto pero sin ninguna ambición mayor que tocar y el proyecto empezó a jalar solo.

Esta es la cuarta vez que Zafarrancho sale de gira internacional, pero siendo un grupo tan nuevo ¿Cómo los invitaron tan fácilmente al concierto de verano en Nueva York en su primera gira?

David Gómez: Zafarrancho es un grupo de música tropical, comercial, y eso gusta mucho a los latinos, no sólo [a los] colombianos en el extranjero. A nosotros nos invitan mucho a Feria de Flores y a Teleantioquia, y fue en un en vivo en el canal que alguien nos vio desde allá y nos quiso contactar para invitarnos a ese Festival de Flores en New York.

¿Cómo fue el primer contacto con el maestro “Fruko”, un músico que toda la agrupación siempre ha admirado?

David Gómez: Nosotros trabajamos muy duro pero creemos que la vida también tiene un componente de fortuna, y nosotros como que nacimos con estrella [porque] nos pasan esas cosas. Siempre hemos admirado al maestro “Fruko”, pero qué íbamos a pensar que lo íbamos a tener al frente en un concierto de nosotros y disfrutando con su familia.

Mucha gente se le acerca al maestro “Fruko” a proponerle cosas musicales, pero fortuitamente él se acerca a nosotros donde estamos haciendo lo que amamos y nos dice: “Ustedes están haciendo la música de nosotros, los sonidos tropicales, pero con un viaje que va para los jóvenes, o sea que están conservando nuestro legado, hagamos algo juntos”. Nosotros incluso lo grabamos con el celular porque no lo creíamos, salimos de ahí locos y felices. Conocimos a un maestro de la música, pero también a un maestro de la vida.

En “Este ritmo es para” ¿qué tanta participación hay de Zafarrancho y qué tanta de “Fruko”?

David Gómez: Las letras son de Zafarrancho pero principalmente los arreglos son del maestro y de Diego Arango, el productor. Es muy divertido grabar en el estudio de “Fruko” porque él no deja que se grabe un güiro sin que esté y siempre está diciendo cosas con un lenguaje metafórico como: “eso es remando”, “que no se te mueva la canoa”, “le hace falta más sopa”, “metele más negrura” y se le entiende, él disfruta mucho el asunto de grabar.

Maestro “Fruko”, usted lleva muchos años en la música ¿Qué de nuevo podría estar aprendiendo de Zafarrancho y de la nueva oleada de artistas para estar trabajando con ellos?

“Fruko”: Como estudioso de la escala tonal emocional, al observar todos estos comportamientos, tienen una comunicación especial, un idioma, el idioma es felicidad, entonces dentro de esa escala tonal emocional la felicidad produce algo que todos necesitamos, para desarrollar, para innovar, para trascender. Hay que buscar la alianza entre unos y otros, y Zafarrancho tiene un poco de inquietudes, de memorias; del ADN de estos jóvenes hay una combinación de una comunicación muy especial.

¿Hay más planes a futuro con “Fruko” o con otros artistas?

David Gómez: Estamos fuertemente concentrados en “Este ritmo es para”, en la promoción. Sin embargo, desde antes de grabar habíamos conversado con el maestro varios temas que tenemos ahí en remojo y que están con intención de que se arreglen y se produzcan, entonces no parar de producir y no sólo el otro año pensamos estar haciendo cosas con el maestro “Fruko”, [porque] yo creo que el maestro ya se encartó con nosotros (risas).